Mawwàl

Formación

Iman Kandoussi voz, percusión / Muhannad Dughem  voz, laúd / Juanma Rubio arpa, viola, laúd, santur y zanfoña

Presentación

Entre finales de los siglos XI y XIII, y a lo largo de nueve terribles Cruzadas, el mar Mediterráneo, el AlMutawassit árabe, fue testigo del ir y venir de tropas, de la toma y pérdida constantes de castillos y emplazamientos fuertes en el camino a los Santos Lugares, a la Tierra Santa, a Jerusalén, objetivo original de todo este inútil gasto de vidas humanas que supusieron las Cruzadas. Esta terrible opción que siempre es la guerra fue también excusa para que algunos de los cruzados, entre los que se contaban poetas y trovadores ilustres como Teobaldo I de Navarra, Ricardo “Corazón de León”, Walter von der Vogelweide o Jaufré Rudel compusieron algunas de sus más bellas composiciones en aquella lejana tierra, la gran Siria, Siria alKubra, que otrora comprendiera Chipre, Turquía, Armenia, Siria, Libano y Palestina. Esa misma hermosa y sagrada tierra que hoy día sigue siendo testigo de la irracional ansia de poder y conquista del hombre, de su miedo y de su necesidad de imposición de un pretendido mejor orden, es origen de culturas como la Fenicia y Tartésica que tanto reconocemos como propias a través de los siglos desde esta parte del Mediterráneo. Esa tierra fue también testigo, como lo es hoy y esperamos que lo siga siendo siempre, del desarrollo del arte del maqam, de la muwassahat y de todas las expresiones de arte del mediterráneo oriental que tanto han influido en nuestra propia cultura ibérica y europea. Desde el deleite, desde el reconocimiento a un arte milenario que no puede ser sometido ni callado nunca por ninguna guerra rendimos un profundo homenaje a los poetas y músicos de antaño y de hoy día, que en medio de la ceguera y el ensordecedor fragor de las batallas son capaces de crear belleza.

Programa

Mediterráneo: Canciones de Amor y Muerte

Video